¡Hay que sacar el pueblo de la ballena!